“Uno no se va nunca de los lugares que quiere”

Diferentes maneras de recordar: entrevista a Carlos Barulich.

Una charla con el gran periodista de Pujato: “Uno no se va nunca de los lugares que quiere”

Carlos Barulich es un reconocido periodista pujatense. Realizó sus estudios primarios en la Escuela N° 227 Bernardino Rivadavia a la cual concurren un grupo de estudiantes que llevaron adelante un proyecto donde debieron entrevistarlo.

Estudió periodismo en Buenos Aires y durante muchos años realizó trabajos muy importantes en televisión y radio, teniendo por ello que vivir en diferentes partes del mundo: transmisiones del mundial, peleas de Carlos Monzón, entrevistas al Papa y a Queen. Actualmente, radicado en su pueblo natal, edita el periódico y conduce un programa de televisión, ambos llamados “Pujato, nuestro lugar en el mundo”.

El proyecto por el que debieron entrevistarlo es “Replay: memoria colectiva y transmedia” donde se utilizaron productos tecnológicos como celulares, cámaras digitales, notebooks y netbooks para recuperar la memoria colectiva de los ex alumnos para rememorar los 125 años de la institución.

Al ser Carlitos un gran relator y además un egresado de “la 227”, los estudiantes encargados del proyecto le hicieron la siguiente entrevista para comparar la memoria digital con la humana y vincularlas con el recuerdo de la escuela.

¿Cuál es la relación entre la memoria tecnológica y la humana?

Hay distintos tipos de inteligencia y solo con la inteligencia no se vive .Hay algo mucho más importante que la inteligencia y es la sensibilidad. Yo apuesto por la persona, por el ser humano más allá de que las máquinas son

creadas por el ser humano. Me emociona mucho más un hombre tocando una mascota que mirar una película con toda la tecnología. Creo que las cosas sencillas siguen siendo las más valiosas. Uno cuando es más grande trata de recordar cuestiones de la infancia: sabores, olores… para recuperarlo a lo largo de la vida. A mí, por ejemplo, entrar en la escuela me parece una sensación increíble y uno trata de tener esa sensación siempre presente. Por más tecnología que haya las cosas que pasan por el corazón y por el alma son las que me importan.

Recordar es volver a pasar por el corazón… ¿Qué rememora de la escuela?

Uno tiene el mismo amor por la escuela que los chicos tienen ahora, y de hecho cada uno la quiere como la conoció. Siempre fue la escuela querida por todos. Uno se puede olvidar de muchas cosas, pero nunca de la Escuela primaria…siempre tiene sabor a nostalgia, pero es un recuerdo dulce. Si quedaron en el corazón ciertas cosas, por algo será. Regresar a la escuela es volver a lo más sano de uno, cuando no se estaba tan contaminado de un montón de cosas. Uno al volver a la escuela siente lo que Aníbal Troilo, un cantante de tango decía “Quién dijo que me fui, si siempre estoy volviendo”. Uno no se va nunca de los lugares que quiere y cuando vivía en Buenos Aires, venía al a escuela sin venir, porque lo hacía con el recuerdo.

Asegurando que cada vez que entra a la escuela resuena, Carlos Barulich, un referente mediático y profesional, comentó “El disco rígido del corazón, no se rompe nunca. En la computadora uno guarda, hace back up por si se rompe y almacena lo que más quiere… pero el corazón es selectivo y va guardando las cosas lindas. Uno se reserva el corazón para cosas especiales.”

 

Alumnas: Marisol Cano – Elisa Schmittlein

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: